HYPOMNEMATA

Los hypomnemata eran cuadernos de escritura: en ellos se encontraban citas, fragmentos de escrituras o pensamientos del propio espíritu. Constituían una memoria material de las cosas leídas, oídas, pensadas, y se atesoraban en esas páginas desordenadas, heterogéneas. Se trataba de un ejercicio en el pensamiento que no tenía como fin el decir lo indecible, sino captar lo ya dicho, de reunir lo leído. Eran escrituras sobre lecturas, y el fin de las mismas, la constitución de sí mismo. Era una escritura que posibilitaba la transformación de la verdad que nos damos a nosotros mismos. Una escritura que constituía con las propias palabras y las de otros un "cuerpo", como el propio cuerpo de quien, al transcribir sus lecturas, se las apropia y hace suya su verdad.







miércoles, 29 de octubre de 2008

Decir para merodear otro cuerpo


“Decir
Para merodear otro cuerpo”
Como si con cada palabra creásemos puentes-entres-a través-bordes-junturas-bisagras-pliegues
que delimitan las fronteras entre nos-otros

Palabras-cuerpos
palabras-piel
que a la vez unen y separan
que marcan el abismo entre un sí mismo y el otro
y posibilitan un-otro-sí-mismo

Decir para nombrar y nacer un mundo
Y nacer al mundo
Y ser extranjero de ese mundo al que nacemos
Y en el que nacemos

Palabras-mundos
para decir a otros
para decirnos otros
y ser el propio andar que se sabe de paso.

2 comentarios:

eltramonta dijo...

Buen día día, Día buen día
Buenas tardes Vignale, Silvana Buenas tardes. Vaya! así es que sos vois una de las "inventoras" del Oráculo, el del mendocino, claro está, del otro, creo que era el del Delfos(?) obvio que no, sos demasiado joven para venir de allá.. Qué agradable sorpresa...de vez en cuando, creo que a través del Vantolín, he recibido gacetillas de los miércoles de filofía en café, que por el vistazo que le acabo de dar al otro blog es para nada filosofía de café, así es que casi con seguridad, en algún miércoles me voy a anotar( me picó , bien, ojo, eso de acaso toda educación no es totalitaria?. Caramba! Bueno, pero eso es del otro blog. el de éste tiene una presentación que es una filosofía, un poema, un conjunto de palabras que trascienden la palabra misma y una imagen-fotografía que está elaborada para trascender, perdón, que dice asimismo muchas cosas...interesante. Filósofa( si ya se profesora de, no "filósofa", tengo una amiga que está saliendo de la uncuyo en ese profesorado, y que me aclaró, creo, la "diferencia")qué quiso decir el Charlie al escribir Filosofía barata y zapatos de goma?. No lo pensé, aunque he utilizado mucho esa expresión vaga y a la vez contundente, pero tus "palabras-mundos para decir a otros es dulcemente poético y entrañablemente profundo. ESTÁ DECIDIDO!, dejaré de escribir poesías, la tuya lo dice todo.
Un abrazón de alma:
Osvaldo

silvana vignale dijo...

Osvaldo, buenas tardes, o buena tarde, porque hablo desde esta única tarde sentada frente al ordenador, con mi mate argentino y el gesto del saludo, como quien se encuentra a alguien. El café es la excusa para la filosofía, la filosofía una excusa para el encuentro del pensar con los otros. Así que claro, estás invitado, aunque no hace falta invitación para ir a un oráculo. Pero sí filósofa, lo de profesora es más difícil -tanto desvalorizamos ese quehacer con los otros-. Quiero llegar a ser esa profesora de filosofía. Llegar a ser lo que se es, como dijera Nietzsche.
Visité tu blog, para justificar eso de que dejarás de escribir poesías, y para justificar también que no dejes de hacerlo!
Ahora tendré que leer con detenimiento...
saludos para vos
Silva

Publicar un comentario