HYPOMNEMATA

Los hypomnemata eran cuadernos de escritura: en ellos se encontraban citas, fragmentos de escrituras o pensamientos del propio espíritu. Constituían una memoria material de las cosas leídas, oídas, pensadas, y se atesoraban en esas páginas desordenadas, heterogéneas. Se trataba de un ejercicio en el pensamiento que no tenía como fin el decir lo indecible, sino captar lo ya dicho, de reunir lo leído. Eran escrituras sobre lecturas, y el fin de las mismas, la constitución de sí mismo. Era una escritura que posibilitaba la transformación de la verdad que nos damos a nosotros mismos. Una escritura que constituía con las propias palabras y las de otros un "cuerpo", como el propio cuerpo de quien, al transcribir sus lecturas, se las apropia y hace suya su verdad.







lunes, 31 de diciembre de 2012

31 de diciembre

‎"31 de diciembre: El viaje de la palabra.En el año 208, Serenus Sammonicus escribió en Roma un libro, 'Asuntos Secretos', donde revelaba sus descubrimientos en el arte de la sanación. Este médico de dos emperadores, poeta, dueño de la mejor biblioteca de su tiempo, proponía, entre otros remedios, un infalible método para evitar la fiebre terciana y espantar la muerte: había que colgarse al pecho una palabra y protegerse con ella noche y día.Era la palabra 'Abracadabra', que en hebreo antiguo quería decir y sige diciendo: ENVÍA TU FUEGO HASTA EL FINAL"
Eduardo Galeano. "Los hijos de los días."

Final de año





Que las cosas ni empiezan ni terminan
que no tienen principios ni finales
que hay que entrarles por el medio

que si hoy es el último día
es a pura voluntad de terminar cosas y empezar otras
que necesitamos del ritual de la muerte y del nacimiento   
no para sobrevivirnos
sí para volvernos otros
para evaluar y evaluarnos en un tiempo
para hacer que todo recomience
otra vez

(“¿Esto era la vida? Bien. ¡Otra vez!” FNietzsche)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Alicia y el espejo





“-Ahora que si me prestas atención, en lugar de hablar tanto, gatito, te contaré todas mis ideas sobre la casa del espejo. Primero, ahí está el cuarto que se ve al otro lado del espejo y que es completamente igual a nuestro salón, sólo que con todas las cosas dispuestas a la inversa... todas menos la parte que está justo del otro lado de la chimenea. ¡Ay, cómo me gustaría ver ese rincón! Tengo tantas ganas de saber si también ahí encienden el fuego en el invierno... en realidad, nosotros, desde aquí, nunca podremos saberlo, salvo cuando nuestro fuego empieza a humear, porque entonces también sale humo del otro lado, en ese cuarto... pero eso puede ser sólo un engaño para hacernos creer que también ellos tienen un fuego encendido ahí. Bueno, en todo caso, sus libros se parecen a los nuestros, pero tienen las palabras escritas al revés: y eso lo sé porque una vez levanté uno de los nuestros al espejo y entonces los del otro cuarto me mostraron uno de los suyos.
 
-¿Te gustaría vivir en la casa del espejo, gatito? Me pregunto si te darían leche allí; pero a lo mejor la leche del espejo no es buena para beber... pero ¡ay, gatito, ahí está ya el corredor! Apenas si puede verse un poquitifo del corredor de la casa del espejo, si se deja la puerta de nuestro salón abierta de par en par: y por lo que se alcanza a ver desde aquí se parece mucho al nuestro sólo que, ya se sabe, puede que sea muy diferente más allá. ¡Ay, gatito, qué bonito sería si pudiéramos penetrar en la casa del espejo! ¡Estoy segura que ha de tener la mar de cosas bellas! Juguemos a que existe alguna manera de atravesar el espeio; juguemos a que el cristal se hace blando como si fuera una gasa de forma que pudiéramos pasar a través. ¡¿Pero, cómo?! ¡¡Si parece que se está empañando ahora mismo y convirtiéndose en una especie de niebla!! ¡Apuesto a que ahora me sería muy fácil pasar a través! --Mientras decía esto, Alicia se encontró con que estaba encaramada sobre la repisa de la chimenea, aunque no podía acordarse de cómo había llegado hasta ahí. Y en efecto, el cristal del espejo se estaba disolviendo, deshaciéndose entre las manos de Alicia, como si fuera una bruma plateada y brillante.”

martes, 18 de diciembre de 2012

Montón de gatos





Para entendidos, Charles Bukowski:

“Es bueno tener un montón de gatos alrededor. Si uno se siente mal, mira a los gatos y se siente mejor, porque ellos saben que las cosas son como son. No hay por qué entusiasmarse y ellos lo saben. Por eso son salvadores. Cuantos más gatos uno tenga, más tiempo vivirá. Si tenés cien gatos, vivirás diez veces más que si tenés diez. Algún día esto será descubierto: la gente tendrá mil gatos y vivirá para siempre. Realmente es ridículo”. 
(Entrevista que le hizo Sean Penn)

domingo, 16 de diciembre de 2012

palabra intraducible


Duane Michals

Mamihlapinatapai: término en Yaghan, lengua de Tierra del Fuego, que se refiere a esa mirada intraducible, inefable, entre dos personas que comparten un mismo deseo.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Hijos





Los hijos no nos pertencen. Aunque culturalmente las madres los crean de su propiedad, parte de su cuerpo y en los juegos del lenguaje se los nombre con posesivos, no son nuestros. No son la carne que nos continúa, como si algo de nosotros hubiera en ellos, aunque las palabras nos lo permita decir y nos engañen respecto de ello. Hemos sido para ellos un tránsito, un puente. Ellos, son otros. Nacen otra vez al mundo, cuando se hacen a sí mismos, se configuran para alcanzarse otros, diferentes. Y por eso, qué emoción más extraña nos invade cuando alcanzan algo para sí mismos. Cuando se muestran ellos. Cuando efectivamente el parto acontece en ese "partir" y separarse para ser otro. Cuando ese partir es un partir hacia lo incierto. A pesar de todo, nótese la imagen. Se puede jugar al juego de las diferencias!

martes, 20 de noviembre de 2012

La singularidad como logro de vida eventual


"La singularidad individual se puede interpretar como un fracaso o como un ensayo, como una falta o como una aventura. En la segunda hipótesis, ningún juicio de valor es llevado por el espíritu humano, precisamente porque los ensayos o las aventuras que constituyen las formas vivientes son consideradas menos como seres referidos a un tipo real preestablecido que como organizaciones en las que la validez, esto es el valor, es referido a su logro de vida eventual".
GCanguilhem 


lunes, 19 de noviembre de 2012

Cuerpo y lenguaje

Francis Bacon

"Según parece, el lenguaje no puede encontrar un fundamento suficiente en los estados de quien se expresa, ni en las cosas sensibles designadas, sino solamente en las Ideas que le dan tanto una posibilidad de verdad como de falsedad. No se comprende, sin embargo, por qué milagro las proposiciones podrían participar de las Ideas de un modo más seguro que los cuerpos que hablan o que los cuerpos de 
los que se habla, a menos que las Ideas mismas no sean un "nombre en sí". Y en el otro extremo ¿pueden los cuerpos fundar de un modo mejor el lenguaje? Cuando los sonidos se vuelcan sobre los cuerpos y se convierten en acciones y pasiones de cuerpos mezclados, ya no son portadores sino de sinsentidos desgarradores. Se denuncia tanto la imposibilidad de un lenguaje platónico como de un lenguaje presocrático, de un lenguaje idealista y de un lenguaje físico, de un lenguaje maníaco y de un lenguaje esquizofrénico. Se impone la alternativa sin salida: o bien no decir nada, o bien incorporar, comer lo que se dice."

Gilles Deleuze. Lógica del sentido

sábado, 17 de noviembre de 2012

Medida del acontecimiento



Imagen: Parke Harrison

Todo acontecimiento se mide por el silencio que lo envuelve.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Morales

FNietzsche

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Percibir del cambio...

Chad Wys

Percibir del cambio la secuencia, los cuadros; aprender a percibir el estar entre las cosas, y danzar a sus velocidades; entender cuándo un pensamiento se relenta y cuándo amerita escribir a su velocidad; percibir los mañanas y entredormida la mañana, completa de bosques, amarillos y pájaros; esperar la lluvia que no llega y el relámpago que hace otra la misma noche, la despabilada  y silente noche que me llama. Percibir no ser la que era, el tiempo curvado sobre esta subjetividad haciéndose otra, y afirmarse de paso, andante, mientras una palabra insiste en nombrarme la misma. 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Amigos de la soledad



Foto: Cole Rise

"¿Qué hacemos nosotros y quiénes somos, nosotros que os llamamos para que compartáis, participéis, os asemejéis? Somos en primer lugar, como amigos, amigos de la soledad, y os llamamos para compartir lo que no se comparte, la soledad. Amigos completamente diferentes, amigos inaccesibles, amigos solos, en tanto que incomparables y sin medida común, sin reciprocidad, sin igualdad. Sin horizonte de reconocimiento, pues. Sin parentesco, sin proximidad, sin oikeiótés.
¿Sin verdad? Esperemos. ¿Qué verdad para una amistad sin proximidad, sin presencia, pues, sin semejanza, sin atracción, quizá incluso sin preferencia significativa y razonable? ¿Cómo es posible una amistad así, a no ser figuradamente? ¿Por qué seguir llamando a eso «amistad», si no es por un abuso de lenguaje y la corrupción de una tradición semántica? ¿Cómo podríamos no sólo ser amigos de la soledad, amigos de nacimiento, amigos juramentados, amigos celosos de la soledad, sino incluso invitaros a formar parte de esta singular comunidad?

¿Cuántos somos? ¿Cuenta eso? ¿Y cómo calcular?

Así se anuncia la comunidad anacorética de aquellos que aman alejarse. La invitación os viene de aquellos que no aman más que separándose a lo lejos"

JDerrida

miércoles, 17 de octubre de 2012

qué, sino...

Irene Suchocki












qué,  sino la vida
como borde?

martes, 9 de octubre de 2012

El pensamiento que nos vive



Cole Rise



Quizás la filosofía sea dedicar toda una vida a un único pensamiento. Aquél que nos atraviesa, el que nos hace ser lo que somos y otros de los que somos. El que nos nombra, el que nos experimenta, el que nos lanza a abismos insondables, a las profundidades. Un pliegue del afuera, una voluntad de poder, un amor fati. El que nos invita a ser un puente y no una meta. Una chispa, un tránsito y un ocaso. El pensamiento que nos vive.

viernes, 5 de octubre de 2012

Palabra intraducible



Christophe Gilbert
Cafuné (potugués): el acto de peinar a alguien suavemente con los dedos.

martes, 2 de octubre de 2012

Condiciones y posibilidades de escrituras



Condiciones y posibilidades de escrituras: estados de paso, de tránsito, de no lugares, de pasillos, de entres, de desterritorializaciones. Devenires, desujeciones. Dislocación, dislocuación. Tensiones. Llegares a ser otros de los que somos.


sábado, 22 de septiembre de 2012

interioridad de las letras




Dubuffet














¿cómo robarle a la expectación estética frente a lo bello o a lo horroroso,
la posibilidad de ver sin leer
es decir
de ver sin mirar
de saltar adentro de las letras que, 
dibujadas,
nos raptan hacia su interioridad?
 

lunes, 17 de septiembre de 2012

Desembarazarme de mis pensamientos

Adreea Anghel


"¿Y por qué escribes entonces? ¡Ay, querido amigo! Te diré, para que quede entre nosotros, que no he descubierto otro medio de desembarazarme de mis pensamientos. ¿Y por qué quieres desembarazarte de ellos? ¿Que por qué quiero? ¿Es que yo lo quiero? No tengo más remedio. ¡Basta, basta!"

FNietzsche

La duración del sueño

"¡Cuan maravilloso y nuevo a la vez cuán terrible e irónico me siento con mi conocimiento acerca de la totalidad de la existencia! He descubierto para mí que la vieja humanidad y animalidad, que incluso la totalidad de los tiempos primigenios y el pasado de todos los seres sensibles continúa poetizando en mí, amando, odiando, sacando conclusiones –de pronto desperté en medio de este sueño, pero só
lo a la conciencia de que precisamente soñaba y de que tenía que continuar soñando, para no perecer: así como el sonámbulo tiene que continuar soñando para no despeñarse.(...) La apariencia es para mí lo que actúa y lo viviente mismo, yendo tan lejos en su burla de sí misma como para hacerme sentir que aquí no hay más que apariencia, luces fatuas y baile de espíritus –que entre todos esos soñadores también yo, el “que conoce”, bailo mi baile; que el que conoce es un medio para prolongar el baile terrestre, y que en esa medida forma parte de los maestros de ceremonia de la existencia; que la más excelsa consecuencia e interrelación de todos los conocimientos es y seguirá siendo, tal vez, el medio supremo para mantener en pie la universalidad de las ensoñaciones y el pleno entendimiento de todos estos soñadores entre sí, y también junto a ello, la duración del sueño"

FNietzsche

Impersonal


"A Foucault mismo no se lo percibía exactamente como una persona. Aun en circunstancias insignificantes, cuando entraba a una habitación, ocurría algo parecido a un cambio de atmósfera, una especie de acontecimiento, se producía un campo el
éctrico o magnético, como se prefiera. Esto no excluía en absoluto la dulzura o la comodidad, pero no eran del orden de la persona. Eran una conjunción de intensidad. A veces lo irritaba ser así, producir ese efecto, pero, por lo demás, toda su obra se nutría de ello. Fulgores, destellos, relámpagos, efectos de luz, eran lo visible de él. El lenguaje es un inmenso "hay", en tercera persona, esto es, lo opuesto a la persona".

GDeleuze

jueves, 13 de septiembre de 2012

Pozos profundos

Irene Suchocki

"Todos los pozos profundos viven con lentitud sus experiencias: tienen que aguardar largo tiempo hasta saber qué fue lo que cayó en su profundidad".
                                                                                                              FNietzsche  

La insoportable levedad de ser


La conciencia cierra sus puertas ante lo insoportable. Nietzsche, con el límite de su cordura mostró de cuánta verdad se es capaz. Los niños ante una situación de miedo, se duermen, o cualquiera, ante una noticia que no quiere escuchar, se desmaya. Son escasas estas experiencias de desujeción. Nuestro mundo occidental se ha ocupado de dar paliativos a todo sufrimiento y todo dolor para hacerlo soportable, para mantenernos “despiertos”, “cuerdos”, “sanos”. No conocemos la experiencia de lo insoportable. Quizás Kundera tuviera razón cuando hablaba de que lo insoportable –para nosotros, hoy- es la levedad del ser.

martes, 11 de septiembre de 2012

Es necesario poder pensar...



Es necesario poder pensar en aprender a decir no, al tiempo que se dice sí a lo que nos potencia; a no darse demasiado toda, demasiado una, demasiado la misma; a reservarse para sí el placer de la soledad; pensar  que nadie sabe lo que un cuerpo puede; que la palabra abismo no es un nombre, sino la experiencia de asomarse a los propios bordes. Es necesario también poder pensar en la capacidad de dar con lo inesperado, en sospechar con milojos lo nuevo que adviene.  

deshacerme los rostros

Foto: Andreea Anghel
















deshacerme los rostros
los que se fueron tallando en la cara
los que se burlan de la memoria, 
insistente en recordar sin la materias; 
los incorporados, los hechos cuerpo
los rostros que marcan mi tristeza
mis ya no, mis todavías
los que parecen no devenir ya
sino fijarse
haber quedado impresos

deshacerme de esos rictus
los que impiden la sonrisa por sorpresa
un llanto explosivo de algún apenas
apenas una palabra
apenas un gesto
apenas un venir de lo esperado, o mejor
un venir de lo inesperado

quedará algo entonces de mí en ese deshacimiento?
en ese ir desapareciendo de los gestos?
será superficie para nuevos rostros, otros, apenas?

Iktsuarpok

Foto: Irene Suchocki


En Inuit – “Salir para ver si alguien está viniendo.”

martes, 28 de agosto de 2012

Qué sino...

Duane Michals










Qué, sino el alba
rasgando a jirones
los sueños de la noche?

miércoles, 22 de agosto de 2012

Qué sino una multiplicidad de mujeres

Duane Michals















qué, sino una multiplicidad de mujeres,
desnaciéndose?




lunes, 20 de agosto de 2012

¿un silencio...?












¿un silencio
como viento o
como soledad?
¿un vacío del alma
un desalmarse?
¿o sólo un silencio como espera
como expectativa
un silencio como libertad de palabra o
como lo otro de la palabra
como cuerpo?
¿para qué buscar dónde se desnació y cuándo se deshace?
¿si es ausencia o una otra presencia?
¿si calla porque sabe?
o si sabe porque calla?


jueves, 16 de agosto de 2012

Qué, sino las palabras

Chema Madoz


qué, sino las palabras,
para hacernos otros de los que somos?



martes, 14 de agosto de 2012

Palabra intraducible

Anka Zhuravleva

Toska

 En ruso – sensación de gran angustia espiritual, A menudo sin una causa específica. Dolor sordo del alma, un anhelo sin nada que haya que anhelar, una añoranza enferma, una vaga inquietud, agonía mental.




viernes, 10 de agosto de 2012

Oh alma mía

Anka Zhuravleva
"Oh alma mía, te he dado todo, y todas mis manos se han vaciado ahora por tí: -¡y ahora! Ahora me dices, sonriente y llena de melancolía: "Quién de nosotros tiene que dar las gracias?- 
-¿el que da no tiene que agradecer que el que toma tome? ¿Hacer regalos no es una necesidad? ¿Tomar no es -un apiadarse?"-"

FNietzsche 
 

miércoles, 8 de agosto de 2012

Es necesario poder pensar (3)



Foto: Duane Michals
 Es necesario poder pensar (y escuchar) los silencios propios, los vendavales del espíritu, los llamados del cuerpo;  los quiénes más que los qué; si la crítica critica y si los diarios sirven para algo más que para hacer el fuego; si podemos realmente alguna vez escuchar algo; si ese otro que se nos presenta ante nuestra mirada no somos nosotros mismos mirándonos mirar; el sentimiento de estar solos en el bosque, y de estar solos, al fin…

Palabra intraducible



Foto: Akos Major

Waldeinsamkeit: en alemán, el sentimiento de estar solo en el bosque.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Es necesario poder pensar (2)

Duane Michals


Es necesario poder pensar los límites, los hasta cuándo, los hasta dóndes; los márgenes de mi querer; si el futuro al que me lanzo continúa al pasado del que procedo; si ésta que se mira en un espejo es o no la misma que se miraba hace instantes, y qué es el espejo; si valen a este pensar de lo posible las preguntas retóricas; si el paseo es otra forma de constituirme de paso. 

martes, 31 de julio de 2012


Anka Zhuravleva

qué, sino apenas una mujer
buceando en las palabras?

domingo, 29 de julio de 2012

L’appel du vide

Francesca Woodman
L’appel du vide:
en francés, la necesidad urgente de saltar desde lugares altos



sábado, 28 de julio de 2012

Als das Kind Kind war...


Cuando el niño era niño
caminaba con los brazos colgantes,
quería que el arroyo fuera río,
que el río fuera torrente, y este charco el mar.

Cuando el niño era niño,
no sabía que era niño,
todo le parecía animado
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño,
no tenía opinión sobre nada,
no tenía ningún hábito,
frecuentemente se sentaba en cuclillas,
de pronto se echaba a correr,
tenía un remolino en el pelo,
y nunca posaba para tomarle una foto.

Cuando el niño era niño,
era el tiempo de estas preguntas
¿por qué yo soy yo y no soy tú?
¿por qué estoy aquí y por que no allá?
¿cuándo empezó el tiempo y dónde acaba el espacio?
¿es la vida bajo el sol tan solo un sueño?
es lo que veo y oigo y huelo
¿no es solo una ilusión del mundo ante mundo?
Dados los hechos de la maldad y de la gente.
¿existe realmente el mal?
¿cómo es posible que yo, que existo,
no haya sido antes de existir y que alguna vez yo, que existo,
ya no seré quien soy?

Cuando el niño era niño,
le costaba tragar las espinacas, los guisantes, el arroz con leche
y la coliflor al vapor,
y ahora come de todo, no solo por necesidad.

Cuando el niño era niño,
alguna vez despertó en una cama extraña,
y ahora lo hace comtinuamente.
Muchas personas, entonces, le parecían bellas
y ahora solo unas pocas, por pura suerte.

Había visualizado una clara imagen del Paraíso
y ahora, cuando mucho, lo adivina,
no podía pensar una nada
y hoy se estremece ante ella.

Cuando el niño era niño,
jugaba con entusiasmo,
y, ahora, tiene la misma excitación que entonces,
pero solo cuando se trata de su trabajo.

Cuando el niño era niño,
tenía suficiente con comer una manzana, ... y pan,
y aún hoy es así.

Cuando el niño era niño,
las moras le caían en la mano como sólo ellas lo hacen,
y aún hoy es así.
Las nueces frescas le hacían aspera la lengua,
y aún hoy es así.
Tenía, en cada cumbre,
el ansia de un monte mas alto todavía,
y en cada ciudad,
el ansia de una ciudad aun mejor,
y aún hoy es así,
Alcanzaba las cerezas en las ramas más altas de los árboles,
con una euforia que todavía hoy tiene,
era tímido ante los extraños,
y hoy lo sigue siendo.
Esperaba la primera nevada,
y hoy la sigue esperando.

Cuando el niño era niño,
tiró un bastón como lanza contra un árbol,
y éste aún sigue vibrando allí.

Peter Handke. "Canción de la niñez", en El cielo sobre Berlín (1987)

viernes, 27 de julio de 2012

Leonard Cohen - Bοοκ of longing

Tower of Song - Leonard Cohen

lunes, 23 de julio de 2012


Palabras del Subcomandante Marcos en Juchitán, Oaxaca, el 31 de marzo de 2001.
 La tarde se va parpadeando el sofoco de la noche. Las sombras se descuelgan de la gran Ceiba, el árbol madre y la sostenedora del mundo, y van a tomar cualquier lugar para acostar sus misterios. Con la tarde, también se va apagando marzo y no éste que hoy nos sorprende andando con los muchos. Hablo de otra tarde, en otro tiempo y en otra tierra, la nuestra. El Viejo Antonio volvió de rozar la milpa y se sentó a la puerta de su champa. Dentro la Doña Juanita preparaba las tortillas y las palabras. Y como si tal, las fue pasando al Viejo Antonio, adentrando unas y sacando otras, el Viejo Antonio masculló, mientras fumaba su cigarro de doblador,...


 LA HISTORIA DE LA BÚSQUEDA


 "Cuentan nuestros más antiguos sabios que los más primeros dioses, los que nacieron el mundo, las nacieron a casi todas las cosas y no todas hicieron porque eran sabedores que un buen tanto tocaba a los hombres y mujeres el nacerlas. Por eso es que los dioses que nacieron el mundo, los más primeros, se fueron cuando aún no estaba cabal el mundo. No por haraganes se fueron sin terminar, sino porque sabían que a unos les toca empezar, pero terminar es labor de todos. Cuentan también los más antiguos de nuestros más viejos que los dioses más primeros, los que nacieron el mundo, tenían una su morraleta donde iban guardando los pendientes que iban dejando en su trabajo. No para hacerlos luego, sino para tener memoria de lo que habría de venir cuando los hombres y mujeres terminaran el mundo que se nacía incompleto.


 Ya se iban los dioses que nacieron el mundo, los más primeros. Como la tarde se iban, como apagándose, como cobijándose de sombras, como no estando aunque ahí se estuvieran. Entonces el conejo, enojado con los dioses porque no lo habían hecho grande a pesar de haber cumplido con los encargos que le hicieron (changos, tigre, lagarto), fue a roer la morraleta de los dioses sin que éstos se dieran cuenta porque ya estaba un poco oscuro. El conejo quería romperles toda la morraleta, pero hizo ruido y los dioses se dieron cuenta y lo fueron a perseguir para castigarlo por su delito que había hecho. El conejo rápido se corrió. Por eso es que los conejos de por sí comen como si tuvieran delito y rápido se corren si ven a alguien. El caso es que, aunque no alcanzó a romper toda la morraleta de los dioses más primeros, el conejo siempre sí alcanzó a hacerle un agujero. Entonces, cuando los dioses que nacieron el mundo se fueron, por el agujero de la morraleta se fueron cayendo todos los pendientes que había. Y los dioses más primeros ni cuenta que se daban y entonces se vino uno que le llaman viento y dale a soplar y a soplar y los pendientes se fueron para uno y otro lado y como era de noche ya pues nadie se dio cuenta dónde fueran a parar esos pendientes que eran las cosas que había que nacer para que el mundo fuera completo.


 Cuando los dioses se dieron cuenta del desbarajuste hicieron mucha bulla y se pusieron muy tristes y dicen que algunos hasta lloraron, por eso dicen que cuando va a llover primero el cielo hace mucho ruido y ya luego viene el agua. Los hombres y mujeres de maíz, los verdaderos, oyeron la chilladera porque de por sí cuando los dioses lloran lejos se oye. Se fueron entonces los hombres y mujeres de maíz a ver por qué se lloraban los dioses más primeros, los que nacieron el mundo, y ya luego, entre sollozos, los dioses contaron lo que había pasado. Y entonces los hombres y mujeres de maíz dijeron "Ya no lloren ya, nosotros los vamos a buscar los pendientes que perdieron porque de por sí sabemos que hay cosas pendientes y que el mundo no estará cabal hasta que todo esté hecho y acomodado" Y siguieron diciendo los hombres y mujeres de maíz: "entonces les preguntamos a ustedes, los dioses más primeros, los que nacieron el mundo, si es que se acuerdan un poco de los pendientes que perdieron para que así nosotros sepamos si lo que vamos encontrando es un pendiente o es algo nuevo que ya se está naciendo".



Los dioses más primero no contestaron luego porque la chilladera que se traían no les dejaba ni hablar. Y ya después, mientras tallaban sus ojos para limpiar sus lágrimas, dijeron: "Un pendiente es que cada quien se encuentre".

Por esto es que nuestros más antiguos dicen que, cuando nacemos, nacemos perdidos y que entonces conforme vamos creciendo nos vamos buscando, y que vivir es buscar, buscarnos a nosotros mismos.

Y ya más clamados, siguieron diciendo los dioses que nacieron el mundo, los más primeros: "todos los pendientes de nacer en el mundo tienen qué ver con éste que les decimos, con que cada quien se encuentre. Así que sabrán si lo que encuentran es un pendiente de nacer en el mundo si les ayuda a encontrarse a sí mismos".

"Está bueno", dijeron los hombres y mujeres verdaderos, y se pusieron luego a buscar por todos lados los pendientes que había que nacer en el mundo y que les ayudarían a encontrarse.
El Viejo Antonio termina las tortillas, el cigarro y las palabras. Se queda un rato mirando a un rincón de la noche. Después de unos minutos dijo: "Desde entonces nos la pasamos buscando, buscándonos. Buscamos cuando trabajamos, cuando descansamos, cuando comemos y cuando dormimos, cuando amamos y cuando soñamos. Cuando vivimos buscamos buscándonos y buscándonos buscamos cuando ya morimos. Para encontrarnos buscamos, para encontrarnos vivimos y morimos":

- ¿Y cómo se le hace para encontrarse a uno mismo? -, pregunté.
El Viejo Antonio me quedó mirando y me dijo mientras liaba otro cigarrillo de doblador:
Un antiguo sabio zapoteco me dijo cómo. Te lo voy a decir pero en castilla, porque sólo quienes se han encontrado pueden hablar bien la lengua zapoteca que es flor de la palabra, y mi palabra apenas es semilla y otras hay que son tallo y hojas y frutos y ese encuentra quien es completo. Dijo el padre zapoteco:

"Primero andarás todos los caminos de todos los pueblos de la tierra, antes de encontrarte a ti mismo"

("Niru zazalu´ guiráxixe neza guidxilayú ti ganda guidxelu´ lii")
Tomé nota de lo que me dijo el Viejo Antonio aquella tarde en que marzo y el día se apagaban. Desde entonces he andado muchos caminos pero no todos, y aún me busco el rostro que sea semilla, tallo, hoja, flor y fruto de la palabra. Con todos y en todos me busco para ser completo.

En la noche de arriba una luz ríe, como si en la sombra de abajo se encontrara.

Se va marzo. Pero llega la esperanza.

Subcomandante Insurgente Marcos.
Juchitán, Oaxaca.
México, 31 de Marzo del 2001.


domingo, 22 de julio de 2012



"Nada igual se ha compuesto nunca, ni sentido nunca, ni sufrido nunca: así sufre un dios, un Dionisios. La respuesta a este ditirambo del aislamiento solar en la luz sería Ariadna... ¡Quién sabe, excepto yo, qué es Ariadna! De todos estos enigmas nadie tuvo hasta ahora la solución, dudo que alguien viera siquiera aquí nunca enigmas. -
Zaratustra define en una ocasión su tarea -es también la mía- con tal rigor que no podemos equivocarnos sobre el sentido: dice sí hasta llegar a la justificación, hasta llegar incluso a la redención de todo lo pasado.
Yo camino entre los hombres como entre los fragmentos del futuro: de aquel futuro que yo contemplo.
Y todos mis pensamientos y deseos tienden a pensar y reunir en unidad lo que es fragmento y enigma y espantoso azar.
¡Y cómo soportaría yo ser hombre si el hombre no fuese también poeta y adivinador de enigmas y el redentor del azar!
Redimir a los que han pasado, y transformar todo «Fue» en un «Así lo quise yo» ¡sólo eso sería para mí redención!"

FNietzsche

miércoles, 18 de julio de 2012

"La historia, con sus intensidades, sus desfallecimientos, sus furores secretos, sus grandes agitaciones febriles tanto como sus síncopes, es el cuerpo mismo del devenir. Hay que ser metafísico para buscarle un alma en la idealidad lejana del origen.”
“El cuerpo: superficie de inscripción de los acontecimientos (mientras que el lenguaje los marca y las ideas los disuelven), lugar de disociación del Yo (al que se trata de prestar la quimera de una unidad substancial); volumen en perpetuo desmoronamiento. La genealogía, como análisis de la procedencia, está, pues, en la articulación del cuerpo y la historia.”

MFoucault 

domingo, 15 de julio de 2012

Sobre la capacidad de olvido

“ Cerrar de vez en cuando las puertas y ventanas a la conciencia; no ser molestados por el ruido y la lucha con que nuestro mundo subterráneo de órganos serviciales desarrolla su colaboración y oposición; un poco de silencio, un poco de tábula rasa de la conciencia, a fin de que de nuevo haya sitio para lo nuevo (...) este es el beneficio de la activa, como hemos dicho, capacidad de olvido, una guardiana de la puerta, por así decirlo, una mantenedora del orden anímico, de la tranquilidad, de la etiqueta: con lo cual resulta visible en seguida que sin capacidad de olvido no puede haber ninguna felicidad, ninguna esperanza, ningún orgullo, ningún presente". 

Friedrich Nietzsche 

sábado, 14 de julio de 2012

Raal Olbinsky
Mi pensamiento ha creado
otra forma de pensar para pensarte.
La ha creado en mí,
como si una sombra se inventara otro cuerpo.

Roberto Juarroz

viernes, 13 de julio de 2012



Las noches dicen aquello de lo que están hechos los días.

Es necesario poder pensar


Foto: Duane Michals

Es necesario poder pensar en la sinuosidad de la memoria, traicionera, no porque olvide, sino porque conserva; de dónde viene el cansancio de los párpados, a veces; por qué esperamos, equivocados de quién, la mirada cómplice; si queremos las cosas de tal modo que queramos que retornen, eternamente; el horror de saberse otra respecto de las otras, que me habitaron; el riesgo de subirse al barco de la incertidumbre; en bienvenir lo porvenir,  desconocido.

miércoles, 11 de julio de 2012
















no cualquier palabra
esa palabra que nos jalona el plexo
que pronta a resbalar de una boca
se sale de foco y ya no importa
lo que importa es la boca
una boca que se vuelve la boca
con unos labios que antes cualesquiera se vuelven ésos
los próximos /los prójimos
ésos los cercanos
ésos los queridos
ésos que dibujan en el aire una palabra
y el calor en el vidrio
una palabra que ya no importa
que ahuecada en los contornos
traza invisible y sin volumen los restos de algo dicho

martes, 3 de julio de 2012


Charles Grogg

¿cómo dejar partir la palabra que me pronuncia
la tácita palabra que nombra los nombres de las cosas
cuando los todos los ojos del tiempo
jueces atentos
dictan su sentencia?

sábado, 2 de junio de 2012

Ríos metafísicos

Chad Wys
"Entre la Maga y yo crece un cañaveral de palabras, apenas nos separan unas horas y unas cuadras y ya mi pena se llama pena, mi amor se llama mi amor... Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro, entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se vuelve vicario, la cara que mira hacia atrás abre grandes los ojos, la verdadera cara se borra poco a poco como en las viejas fotos y Jano es de golpe cualquiera de nosotros. Todo esto se lo voy diciendo a Crevel pero es con la Maga que hablo, ahora que estamos tan lejos. Y no le hablo con las palabras que sólo han servido para no entendernos, ahora que ya es tarde empiezo a elegir otras, las de ella, las envueltas en eso que ella comprende y que no tiene nombre, auras y tensiones que crispan el aire entre dos cuerpos y llenan de polvo de oro una habitación o un verso. ¿Pero no hemos vivido así todo el tiempo, lacerándonos dulcemente? No, no hemos vivido así, ella hubiera querido pero una vez más yo volví a sentar el falso orden que disimula el caos, a fingir que me entregaba a una vida profunda de la que sólo tocaba el agua terrible con la punta de pie. Hay ríos metafísicos, ella los nada como esa golondrina está nadando en el aire, girando alucinada en torno al campanario, dejándose caer para levantarse mejor con el impuso. Yo describo y defino y deseo esos ríos, ella los nada. Yo los busco, los encuentro, los miro desde el puente, ella los nada. Y no lo sabe, igualita a la golondrina. No necesita saber como yo, puede vivir en el desorden sin que ninguna conciencia de orden la retenga. Ese desorden que es un orden misterioso, esa bohemia del cuerpo y el alma que le abre de par en par las verdaderas puertas. Su vida no es desorden más que para mí, enterrado en perjuicios que desprecio y respeto al mismo tiempo. Yo, condenado a ser absuelto irremediablemente por la Maga que me juzga sin saberlo. Ah, dejame entrar, dejame ver algún día como ven tus ojos."
Julio Cortázar, Rayuela. 

martes, 29 de mayo de 2012

resfriado

Duane Michals










¿algún lugar para quedarme dormida...?
apoyar mi cabeza en tus hombros
cerrar esos los ojos que a veces miran lo que no veo
esos los cansados
los irritados de resfrío y de memorias de algunos llantos
los que a veces quedan abiertos sin nada que mirar
los que a veces cerrados ven de todas formas

abandonarse al cuerpo del otro es menos difícil que querer hacerlo

viernes, 18 de mayo de 2012

Ni fines ni comienzos


¿Cómo sería algo sin principio ni fin? ¿Cómo sería empezar algo sin empezarlo, más bien entrar en algo, buscando el intersticio por el cual uno queda ya en el medio? ¿Cómo es, en realidad, percibir que las cosas ni empiezan ni terminan, que la brevedad de la conciencia ficciona los orígenes, que vamos atravesando el teatro? ¿Percibir los contornos difusos, los límites borrosos, las márgenes constituidas, los horizontes desplazados?

jueves, 10 de mayo de 2012

desnacernos













deshacernos en los minutos que nos pasan
inventarnos otros
recorriendo el borde entre la palabra y el abismo
desnacernos de la identidad
la que nos ata
nacernos otros
nacernos múltiples / fugaces
a las intensidades y singularidades
al através que nos pasea y nos traspasa
al tiempo que nos corre
desnacer de las palabras que nos nombran
del principio y del fin
y de los principios y los fines
entresernos
entrevernos
para habitar lo extraño en uno




(imagen de Chad Wys)